Grupo de mujeres participantes de talleres con diplomas en sus manos.

Equipo de Género del IPS desarrolló 33 Talleres a lo largo del país durante 2019

Enmarcado en el “Programa Social Promoción de Derechos Previsionales y de Seguridad Social para Mujeres en Zonas Rurales de difícil Conectividad”.
 
Acercar el Estado a las personas sigue siendo uno de los objetivos principales del IPS y su red de atención a nivel nacional, ChileAtiende.  En este contexto, en el 2019, entre los meses de abril a septiembre, se ejecutaron 33 talleres en el marco del “Programa Social Promoción de Derechos Previsionales y de Seguridad Social para Mujeres en Zonas Rurales de difícil Conectividad”, en continuidad del trabajo que ha venido desarrollando el Equipo Técnico de Género de la División Planificación y Desarrollo, desde el año 2015. Participaron 679 mujeres a nivel nacional, pertenecientes a 158 localidades rurales del país.
 
Mujeres participantes de taller
(Asociación de Mujeres Rurales Afrodescendientes, de la Agrupación “Hijas de Azapa”, del sector Las Llosyas del Valle de Azapa, y la comunidad rural del poblado de Codpa. Región de Arica y  Parinacota).
 
El propósito de los Talleres apunta a que las mujeres de estos lugares adquieran conocimientos en materia de derechos previsionales y de Seguridad Social, con una dinámica dirigida a promover el enfoque de género y la incorporación de la mujer al mundo del trabajo y participación social, además de abordar las dificultades que tienen las mujeres de zonas rurales para lograr autonomía y conocer sus derechos. El objetivo parece logrado cuando escuchamos a participantes como Gissela Iribarren Álvarez, de Carrizalillo, Comuna de Freirina decirnos  “Tengo 33 años y vivo acá, pero nunca había visto una charla que tome en cuenta a la mujer. Hoy en día se habla de la igualdad de género, pero acá se vive mucho el machismo. Con estos talleres podemos sentirnos más preparadas y empoderadas para ejercer nuestros derechos y que podemos lograr lo que nos propongamos y no que no vamos a estar esperando a que el hombre lidere todo” y también a Azeneth Báez, afrodescendiente, miembro de la agrupación “Hijas de Azapa”, de Las Llosyas cuando nos comenta que “Con este taller me enteré de muchas cosas. Si bien aquí no se sabe mucho de los derechos que tenemos, igual me va a ayudar para saber de algunos beneficios previsionales que podemos optar, porque una ve las cosas ‘así no más’ y no entendemos lo que es”.
 
La mayoría de las mujeres que participaron de estos talleres son jefas de hogar, trabajan por cuenta propia, se dedican al cuidado de sus hijas e hijos y en algunos casos, a sus padres y/o madres, personas mayores de la familia propia o de sus parejas, dedican su tiempo al cultivo o crianza de animales o trabajos esporádicos casi siempre sin contrato. Esto sumado a lo alejados que están sus  domicilios de los centros urbanos, ha hecho que ellas no coticen ni se acerquen a uno de nuestros centros a consultar sobre posibilidades de hacerlo para tener una pensión en el futuro.
 
Las participantes fueron todas mujeres chilenas, mayores de 18 años, beneficiarias de algún Sistema de Previsión, con residencia en localidades de difícil conectividad, en su mayoría campesinas, jefas de hogar, temporeras y emprendedoras, muchas de ellas pertenecientes a pueblos originarios. Del total de participantes, un 98,8% fueron evaluadas, lo que se traduce en un total de 660 mujeres que aprobaron la evaluación de conocimientos al finalizar cada taller. 
 
Mujeres participantes de talleres con sus diplomas en mano
(En la  Región de Valparaíso,  sector de Los Yuyos, en Colliguay, se llevó a cabo el  taller  para Mujeres de Zonas Rurales.)
 
Las actividades se gestaron gracias al trabajo colaborativo y el gran compromiso de  las Direcciones  Regionales, la/os Coordinadora/es y Encargada/os de Género de las regiones, responsables de las coordinaciones   y la convocatoria. En algunos casos, también contamos con el apoyo de la Fundación para Promoción y el Desarrollo de la Mujer (PRODEMU) gracias un convenio entre el IPS y esta entidad. Todas estas gestiones hicieron posible que se pudiese llegar a localidades tan apartadas como Las Llosyas y Codpa (Arica-Parinacota), Colchane (Tarapacá), Quillagua y Ollague (Antofagasta), Carrizalillo (Atacama), Colliguay (Valparaíso), Las Delicias y San Manuel (Maule), Buchupureo (Ñuble), Riñinahue y  Liquiñe (Los Ríos), Chaitén (Los Lagos), La Junta (Aysén), Villa Cameron (Magallanes), entre otras localidades. Sin el compromiso de cada quien no hubiese sido posible capacitar a mujeres como Mirta Quichulef, de Rehueico quien al terminar el taller, nos comenta agradecida que “Sabía muy poco de estos temas y me voy con más conocimientos. Es valorable que vengan a estos sectores tan alejados a entregarnos información valiosa para nosotras, las mujeres campesinas”. Además, quienes estuvieron a cargo de las capacitaciones se preocuparon de hacerlo en un lenguaje comprensible por las participantes generando así también cercanía con ellas, tal como lo comenta Rebeca Obando, de Riñinahue, en la Región de Los Ríos,  “Excelente iniciativa. Aprendí mucho, las presentaciones fueron muy claras, con palabras sencillas, y eso nos ayuda, ya que así podemos entender bien. Creo que se deberían hacer más talleres como estos para que más mujeres puedan aprender temas que son relevantes”.
 
Esperamos en el futuro próximo poder cumplir con el deseo de Rebeca, y de nosotros como IPS, y poder seguir realizando talleres, capacitando y empoderando a más mujeres de nuestro país.
 
Mujeres participantes de talleres con diplomas en sus manos
(Mujeres de la localidad de Ollague, en la Región de Antofagasta, llegaron a participar de los Talleres).