47 mujeres de zonas rurales del Biobío participaron entre ambas jornadas

Publica esta información: Compartir en Twitter. Compartir en Facebook.

El taller para mujeres de zonas rurales recorrió el Biobío

Si bien las jornadas se realizaron en Cañete y Los Ángeles, las asistentes provinieron de más de una decena de localidades de la región y de sectores cercanos a las regiones de Ñuble y La Araucanía. Estuvieron a cargo de IPS y Fundación Prodemu.
 
Soportando el tiempo y las inclemencias invernales, se realizó el “Taller de Promoción de Derechos Previsionales y Seguridad Social para Mujeres de Zonas Rurales”, convocado por Prodemu e IPS, en Cañete y Los Ángeles. Son dos zonas del Biobío, pero muy cercanas a las regiones de La Araucanía y Ñuble, respectivamente.
 
El primer día fue para las mujeres que se acercaron hasta Cañete. Así, llegaron 23 participantes, de lugares como Quirihue, Paicaví Grande, Llenquehue, Huillincó, Tirúa, Cerro Negro y Los Maquis, quienes fueron recibidas por Carmen Yévenes, asistente social y coordinadora del IPS regional; Paula Marín, de Prodemu Biobío; y la jefa del Centro de Atención de Lota.
 
Además, en ambas ocasiones, fue Verónica Arévalo, asistente social del Equipo de Género de la División Planificación y Desarrollo del Instituto, quien estuvo a cargo de hablar de equidad, derechos e igualdad, siempre con la mirada de género.
 
Varias de las asistentes que estuvieron son emprendedoras, al alero de Prodemu, contó Verónica. “Trabajan en el cuidado de abejas, extracción de miel, crianza de cerdos y aves, en venta de productos faenados y comercializan huevos, mientras que otras trabajan en madera tallada”, agregó, junto con detallar el tradicional almuerzo realizado.
 
Compromiso de las angelinas
 
Al día siguiente, la cita fue en el Centro Español, de Los Ángeles. En esa ocasión estuvieron, además de Verónica y Carmen, la directora provincial de Prodemu, Ruth Soto; y el director regional (s) del IPS, Javier Rauld. Asistieron 22 mujeres, provenientes de Nacimiento, Huépil, Mortandad, Laja, Tierras Nobles, Santa Bárbara, Santa Fe y Yumbel, quienes escucharon atentamente la charla previsional de la asistente social Mariela Romero, del Capri Los Ángeles.
 
“Me llamó la atención el compromiso de ellas y con sus comunidades. Es fantástico. Han ido creciendo en conocimiento, en reconocer sus potencialidades. Son independientes, y el campo y   la tierra son sus aliados. Son otras mujeres las mujeres rurales de hoy, y nuestro IPS es una de las organizaciones que ha ido a buscarlas para impulsarlas en el cambio”, concluyó Verónica.